Abono de preferente

La historia de siempre

Las eliminatorias son crueles. Noventa minutos tiran a la basura años de trabajo. El deporte es competición, exclusividad y privilegios. Para el resto, acaso un par de recortes de prensa que con el tiempo conformarán una mitología: la Hungría de Puskas, el Brasil del 82, la Naranja Mecánica. Notables perdedoras que recordamos. Excepciones. Lo habitual es la mierda y el olvido.

España quedó eliminada sin perder un solo partido. Una victoria por la mínima y tres empates conforman el bagaje de una selección que aspiraba a todo y a la que Rusia mandó a casa en los penaltis. Lo intuía. Sin entrenador, sin portero y sin tirar a puerta dependes en exceso de una suerte que nunca fue patrimonio de nadie. Dentro de lo malo, cayeron con dignidad. Injustos fueron los finales en Estados Unidos y Corea; ridículos, en Francia y en Brasil. Lo demás, la historia de siempre.

Según la tradición, La Roja es una selección de seis y pico. El ciclo 2008-2012 fue excepcional. Un técnico sobresaliente unido a un buen estado de forma podrían haber consumado el milagro, pero aquí no había ni lo uno ni lo otro. En fin, mi enhorabuena a los rusos y mi deseo sincero de que lleguen lejos en su torneo.

Mundial de 1994: Luis Enrique y Fernando Hierro protestan al árbitro tras un codazo de Tassotti en el área. Fuente: Archivo

Disfruté del Dinamarca-Croacia. Podía pasar cualquier cosa, como que ambos porteros se hincharan a parar penales. Qué envidia. Me alegró la clasificación croata y me hubiese gustado igual el pase de los daneses. La una y la otra son selecciones currantes capaces de ganar a cualquiera. El bajista y el batería en una banda de rock. Discretos imprescindibles.

Brasil ganó de dos a México. Resultado engañoso. Aunque no lo parezca, la Tricolor se le da bastante mal a la Canarinha, mas no tanto para caer eliminados. Los mexicanos no tenían nada que perder: se clasificaron en un grupo difícil y se cruzaron con los favoritos. Una vez más, se cumplió el “jugaron como nunca, perdieron como siempre”. El mal latino.

neimar

Neymar celebra el tanto anotado a México. Fuente: @fifaworldcup_es

Espectacular remontada de los belgas. Su último gol debería estudiarse en los cursos de formación deportiva como “la contra perfecta”. Japón, tras disputar un partidazo, cayó en el último minuto tras un corner favorable. El desenlace más cruel para quien lo tuvo tan cerca.

Los Diablos Rojos me parecen el mejor equipo del torneo. En la última eurocopa se deshincharon de manera inexplicable ante Gales. Disputarán los cuartos de final ante Brasil. He ahí una final anticipada. Una de tantas.

La simpática Colombia tiene hoy la oportunidad de dar un puñetazo en la mesa. Enfrente, los ingleses, tan habituados a las decepciones que cada vez hacen menos ruido. Interesante. El Suecia-Suiza me da más pereza. Huele a partido táctico con líneas muy juntas, pocos huecos y menos goles. Ojalá nos sorprendan.

Lo mejor de un torneo de fútbol con tu equipo eliminado es que disfrutas un poco más de todos los partidos. Los ves de manera más objetiva, que no desapasionada. Como una juerga de fin de semana en las que no hay nada que celebrar pero salimos “hasta que el cuerpo aguante”. Porque sí.

Presiento cruces igualados en todo, lo mejor que le podía pasar a este espléndido mundial. Sigamos disfrutándolo; en apenas un par de semanas lo echaremos de menos.

 

 

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s